Lunes, 20 septiembre 2021
  • Clima
    15° C
  • Clima
    15° C
Matias Colantoni
01/07/2021
Destrozar la identidad del Barrio Cervecero
Destrozar la identidad del Barrio CerveceroEn tiempo de discusiones, peleas y grietas, en particular ahora con una pandemia de fondo, cuesta encontrar el momento adecuado para hablar o plantear algunos temas que son importantes para una ciudad y tendrían mayor visibilidad en situaciones normales.

Esta claro que en estos momentos donde el coronavirus ha causado o intensificado grandes problemas tanto en la salud como en la economía, la prioridad del Estado esta puesta en fortalecer el sistema de salud y asistir a la población de mayor vulnerabilidad. Sin embargo, quiero comentar un tema de los “pequeños”, de los que no ponen en riesgo la vida de las personas, con la esperanza de que en algún momento se pueda abordar.

Villa Argentina, también conocida como Barrio Cervecero, cuenta con historias, calles pintorescas y construcciones típicas de la época, en el año 2012 fue declarada Patrimonio Histórico Cultural. En este barrio, además se localizan el Parque Cervecero, la Escuela N°30 y la Capilla San José Obrero de estilo neoclásico (1966), que en estos días la están terminando de pintar.

Este barrio, creado en la década de 1920 para alojar a los obreros de la emblemática Cervecería Quilmes -fundada por Otto Bemberg en 1890-, es uno de los pocos barrios en todo Quilmes que cuenta con un alto nivel de identidad arquitectónica. Sus 192 viviendas responden a un estilo, a una época, a una cultura.

Seamos sinceros, cuando vamos a la ciudad de Buenos Aires por trabajo o hacer un trámite y alguien nos pregunta de donde somos, apenas pasan unos minutos hasta que decimos “Capitán del Espacio”, “Parque de la Cervecería” o “Villa Argentina/ Barrio Cervecero”. Es que nos sentimos identificados, es que nos sentimos orgullosos por más que haya pasado tiempo desde que nos tomamos el último Chop o desde que nos comimos el último Alfajor triple. En definitiva es parte de nuestra Identidad como quilmeños.

En el caso del Barrio Cervecero, hay legislación de preservación del Patrimonio Histórico Cultural. La Ordenanza Nº 10633/07 declara a la Municipalidad de Quilmes protectora de los bienes culturales y naturales de su partido y tiene como referente a la Ley Provincial 10419/86. Define al Patrimonio Histórico Cultural y Natural de Quilmes, como los lugares y bienes muebles o inmuebles del dominio público municipal o privado ubicados en el partido que son representativos de la identidad quilmeña.

En este marco, la Ordenanza Nº 11881/12 declara “Patrimonio Histórico de Quilmes al Parque Cervecero y a la Villa Argentina”. La conservación del patrimonio encuentra su justificación en los valores que le atribuye la comunidad:

Valor estético - arquitectónico. Relacionado con la percepción que tenemos del bien a través de la forma, escala, color, textura, material en lo estético, y desde lo arquitectónico, el estilo, la calidad de diseño, el autor, la tipología, la singularidad y la antigüedad.

Valor histórico – testimonial. Lugar que ha sido influenciado por un evento, personaje, etapa o actividad histórica.
Valor simbólico – social. Es el reconocimiento como Patrimonio que le da la propia comunidad local, al conocerlo e identificarlo desde un sentimiento de pertenencia y orgullo.
Valor paisajístico – ambiental. Muestra la relación del edificio con su entorno.
Valor económico. Es una plusvalía dada por su capacidad de adaptación a otros usos acordes con la época, por su sostenibilidad económica, el estado de conservación y el grado de autenticidad.

Hasta aquí todos de acuerdo, ¿Quién va a estar en contra de conservar la identidad del barrio teniendo en cuenta su valor estético - arquitectónico?

Bueno, déjenme contarles a los que no lo sepan que en el medio del barrio sacaron parte de los cercos y levantaron un paredón de ladrillos huecos. No solo pensemos en nosotros que podemos ir a pasear o caminar, pensemos en los vecinos del propio barrio, que pasaron de tener como vista una casa de características arquitectónicas similares (identidad barrial) a tener como vista un paredón, como si se hubiesen mudado frente a una fábrica.

Increíble. No solo a alguien se le ocurrió levantar un paredón en el medio de un barrio quilmeño declarado Patrimonio Histórico Cultural, sino que pasan los meses y ninguna autoridad ha logrado que se cumpla con la Ley. Ese paredón (Pasteur casi Vicente López) debe sacarse y el propietario respetar el frente al igual que el resto de las 192 viviendas.