Lunes, 25 octubre 2021
  • Clima
    15° C
  • Clima
    15° C
QUILMES AC
22/08/2021
El Cervecero aprovechó una pelota parada y volvió al triunfo
Quilmes derrotó este domingo como local a Deportivo Maipú de Mendoza por 1 a 0, por la 22da fecha de la Primera Nacional. Los de Facundo Sava no jugaron bien pero encontraron la victoria a quince del final.

En el Estadio Centenario, Quilmes mantuvo su lugar en el reducido, al ganarle a Deportivo Maipú de Mendoza por la fecha 22 de la Primera Nacional y con arbitraje de Yael Falcón Pérez. Un cabezazo de Rodrigo Moreira a los 30 del segundo tiempo le dio al equipo tres puntos que no merecía.

 

El partido comenzó parejo, luchado y sin demasiada claridad. De todos modos era Quilmes el que mostraba algo más de decisión para ir a buscar. A los 9 tuvo la primera, con un remate cruzado desde la derecha de Julián Bonetto, y la pelota se fue cerca del palo derecho. De todos modos, el partido seguía siendo malo, muy trabado, no daban dos pases seguidos y así nadie inquietaba en las áreas.

Maipú presionaba bien, le tapaba la salida a los laterales y dejaba que la manejen los centrales cerveceros. Así, Quilmes no lograba salir de su campo, además de que cuando lo hacía, fallaba a la hora de administrar la pelota. Los minutos pasaban y el partido era cada vez peor.

 

La modorra la sacudió recién a los 30 la visita, con un centro desde la derecha de Santiago González, cabeceó Facundo Castelli y Matías Budiño voló y mandó la pelota al corner. A los 35, otra todavía más clara: centro desde la derecha de González, otro cabezazo a quemarropa de Castelli, tapó Budiño con rebote, la pelota le quedó a Álvaro Veliez, que solo la tiró afuera.

 

La visita ya merecía estar en ventaja ante un Cervecero desorientado. Recién cuando iban 44 minutos Quilmes tuvo una de riesgo, cuando Bonetto desbordó por la derecha, metió centro atrás y Facundo Pons en el área chica definió al cuerpo del arquero Juan Cruz Bolado.

 

Fue la última, porque después no pasó más nada hasta que el juez pitó el final. El empate hasta ahí estaba bien, porque el partido era malo y parejo, aunque la visita contó con algunas jugadas claras con las que quizás podría haberse ido al descanso en ventaja.

 

APARECIO MOREIRA Y GOL DE QUILMES

En la segunda etapa, Quilmes salió al campo con el ingreso de Brandon Obregón por Matías Villarreal para tener más manejo en el medio. El Cervecero se adelantaba en el campo, metía más gente en ataque y quedaba expuesto a la contra, como la que Maipú tuvo a los 12, cuando se escapó a toda velocidad Santiago González y terminó definiendo desviado.

 

Si bien Quilmes jugaba más en campo rival, seguía sin demasiadas ideas como para generar peligro. Sólo inquietaba con alguna maniobra individual de Julián Bonetto y no mucho más. Por eso a los 25 minutos entraron Mariano Pavone por Facundo Pons y Facundo Silva por Ramiro Arias. Así, Agustín García Basso fue de lateral izquierdo, Silva fue a la derecha en el medio y el equipo se paró 4-3-3.
 

Y a los 30, en su primera llegada del complemento, Quilmes abrió el marcador. Fue tras un remate de Pavone que se desvió y la pelota se fue al corner. De ese tiro de esquina le dio de la derecha Bonetto, Rodrigo Moreira saltó más alto que todos, metió el frentazo y adentro. Quilmes lo ganaba 1 a 0 y abría un partido que estaba complicado. A los 32 y para pararse 4-4-2 entró Federico Anselmo por Mariano Barbieri.

La visita se veía obligada a salir y dejar huecos en los diez finales, y ahora era el Cervecero el que se paraba para la contra. A los 35 la última variante: Camilo Machado entró por un agotado Bonetto y fue a la izquierda, para que Obregón quede en la derecha. A los 46, Adrián Calello le cometió una fuerte infracción a Facundo Castelli y se fue expulsado con roja directa. En los minutos finales la visita fue con todo, Quilmes se defendió bien y el partido se fue en victoria.

 

TRIUNFO CLAVE PARA SEGUIR ARRIBA

En un partido malo y parejo, donde el Maipú fue más en el primer tiempo y tuvo dos clarísimas, y en el que Quilmes mejoró algo en el complemento pero no lo suficiente, el triunfo terminó siendo casi “de la galera” en un juego que debió ser empate. Los de Facundo Sava nunca le encontraron la vuelta al rival, pero así y todo, lograron la victoria.

 

El triunfo fue más que valioso, porque tras dos empates consecutivos, le permitió al Cervecero sumar 36 puntos, volver a quedar cuarto, es decir, en zona de reducido por el segundo ascenso, y además se ubica transitoriamente a sólo tres unidades del líder Almirante Brown. Para corregir lo mal que se pudo haber jugado, habrá tiempo en la semana, de cara al choque que se viene de visitante ante Agropecuario de Carlos Casares.

 

 

 

 


 
NOTICIAS DE INTERÉS
OPCIONES
COMPARTIR
TRANSFERIR
Escanea el código QR con tu móvil para visualizar la noticia.

Ampliar
Quilmes Compra Publicaciones Quilmes Compra Publicaciones
PONCE
Quilmes Compra Publicaciones
Mi Laura
Quilmes Compra Publicaciones
Heladeria Vittoria